Entradas

Fundación Sando organiza el próximo día 28 de noviembre el VII Encuentro de Seguridad y Salud en la Construcción. Una jornada que tratará sobre la aplicación de la inteligencia artificial en el uso de maquinaria pesada, controlada en remoto, y sus implicaciones en la seguridad y salud en el trabajo.

La jornada se celebrará, con el apoyo de Finanzauto, en el Centro de Demostraciones y Desarrollo de Caterpillar en Málaga y contará con una conferencia, una mesa redonda y la demostración real de las tecnologías aplicadas al uso de maquinaria pesada móvil en la zona de experimentación. En esta última parte se podrá contemplar in situ cómo se puede manejar la maquinaria que interviene en las grandes obras de construcción e incluso en la minería de manera telemática.

La inauguración de las jornadas correrá a cargo del director general de Trabajo, Seguridad y Salud Laboral de la Junta de Andalucía y director gerente del Instituto Andaluz de Prevención de Riesgos Laborales, Luis Roda. Quien estará acompañado por la vicepresidenta ejecutiva y secretaria general de la Confederación de Empresarios de Málaga, Natalia Sánchez; la directora general de Fundación Sando y vicepresidenta y consejera delegada de Sando, Esther Sánchez, y el director regional sur de Finanzauto, Gonzalo Valufo.

Inteligencia artificial y seguridad

La mesa redonda se centrará en el tema principal del encuentro, la Aplicación de la inteligencia artificial en el manejo remoto de la maquinaria pesada en obras y en la minería. Para ello contará con la presencia del director del departamento de Seguridad de las Máquinas y Equipos de Trabajo del Centro Nacional de Verificación de Maquinaria del INSST, Jorge Sanz; el responsable de Desarrollo de Negocio de AENOR Andalucía, Alejandro Rodríguez; el director en Quirónprevención Andalucía, Enrique Rodríguez, y el responsable de Marketing de Finanzauto, Javier León. Moderados por Fernando García Ruiz, jefe del Gabinete de Innovación y Programas de Prevención Dirección General de Trabajo, Seguridad y Salud Laboral de la Junta de Andalucía.

La conferencia principal la impartirá el director de la Cátedra de Prevención y Responsabilidad Social Corporativa de la Universidad de Málaga, Juan Carlos Rubio, que hablará sobre la excelencia preventiva, las ingenierías de resilencia y los modelos sistémicos.

La tecnología basada en IA que se expondrá permite el manejo remoto de grandes equipos mecánicos a distancias de miles de kilómetros. En este sentido, Carlos Falletti, responsable de formación de Finanzauto, mostrará cómo los operadores podrán alternar rápida y fácilmente la operación entre las diversas máquinas que tengan instalado el sistema de telecontrol, Cat Command, y cambiar de un lugar de trabajo a otro sin que la actividad se vea interrumpida. Así se consigue que un solo operario pueda gestionar hasta cinco máquinas, situadas incluso en diferentes continentes, aumentando la seguridad y la productividad en cualquier momento.

Fundación Sando, en línea con su compromiso con la innovación, prevención y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, celebra la séptima edición del Encuentro de Seguridad y Salud en la Construcción como un foro técnico de prevención consolidado a nivel nacional.

En esta ocasión el encuentro se realiza con el apoyo de Finanzauto, Quirónprevención, el Instituto Andaluz de Prevención de Riesgos Laborales, el Laboratorio-Observatorio-IAPRL y la Cátedra de Prevención de Riesgos Laborales de la Universidad de Málaga.

Las inscripciones, gratuitas hasta completar el aforo, pueden realizarse de la página de Eventbrite en el enlace. El programa también está disponible en este enlace.

Esta certificación para la construcción y conservación de carreteras supone la acreditación de un sistema seguro para reducir accidentes de tráfico laborales con el fomento de buenas prácticas

AENOR ha certificado a Conacon Sando como la primera empresa de construcción en implantar la norma ISO 39001 de Sistemas de Gestión de la Seguridad Vial en Andalucía. Esta certificación alcanza la construcción y conservación de carreteras y tiene por objeto reducir y eliminar la incidencia y riesgo de siniestralidad y heridas graves derivadas de los accidentes de circulación durante la jornada de trabajo e incluso al comienzo o al final de la misma (in itinere).

El acto de entrega de la certificación acreditativa ha tenido lugar esta mañana en la sede del grupo de empresas Sando en Málaga. Mónica Barroso Bravo, directora AENOR región Centro y región Sur, Antonio Pérez Carreño, director territorial de Andalucía y Extremadura de AENOR, y Daniel Ortega García, auditor jefe de AENOR, han participado en el acto junto con Esther Sánchez Manzano, vicepresidenta y consejera delegada de Sando, Jorge Gámiz Pérez, director general de Conacon Sando, y Federico Artola Küstner, director de Prevención de la compañía.

La implantación del Sistema de Gestión de la Seguridad Vial conforme a ISO 39001 supone la acreditación de un sistema seguro, centrado en la organización, en sus objetivos y las metas de Seguridad Vial, orientando sus actividades hacia la reducción de la siniestralidad.

La norma ISO 39001 de Sistemas de Gestión de la Seguridad Vial promueve el espíritu de la responsabilidad compartida de la seguridad vial, un valor en línea con la estrategia de responsabilidad social corporativa de Conacon Sando y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, concretamente el ODS 3 de Salud y bienestar y el ODS 8 de Trabajo decente y crecimiento económico.

Proceso de certificación de la ISO 39001

El proceso de certificación interno desarrollado por Conacon Sando durante los últimos cuatro meses ha permitido incrementar los controles de calidad y seguridad de la compañía. Tal y como rige la normativa, Conacon Sando seguirá un escrupuloso sistema de seguimiento del estado y mantenimiento de todos los vehículos que utiliza la organización, ya sean propios o alquilados, e incluso de las empresas subcontratistas que accedan a sus centros, así como de la documentación pertinente.

En el ámbito personal, Conacon Sando controlará de forma minuciosa, tanto los permisos como el sistema de puntos de cada uno de los conductores propios y ajenos que empleen vehículos en los servicios y obras que realice la empresa.

La implantación de la norma ISO 39001 de Sistemas de Gestión de la Seguridad Vial en Conacon Sando optimizará las condiciones de seguridad en los proyectos de construcción y conservación de carreteras que desarrolla la compañía.

El proyecto de I+D+i Civilsar desarrolla una tecnología para monitorizar infraestructuras de Ingeniería Civil a partir de datos radar procedentes de satélites (SAR, Synthetic Aperture Radar).

La nueva metodología de auscultación es capaz de estimar desplazamientos del terreno con alta precisión y permite ahorrar costes y aumentar la fiabilidad y frecuencia

 

Sando ha implantado, a través de un proyecto de I+D+i cofinanciado por CTA (Corporación Tecnológica de Andalucía) y en el que participa la Universidad de Jaén, una tecnología innovadora para monitorizar infraestructuras de Ingeniería Civil a partir de datos de radar procedentes de satélites (SAR, Synthetic Aperture Radar). De esta forma, ha diseñado una nueva metodología de auscultación capaz de estimar desplazamientos de terreno con alta precisión y que permite ahorrar costes, aumentar la fiabilidad y frecuencia y reducir riesgos laborales.

El director del departamento de I+D+i del grupo Sando, Juan Antonio Báez, destaca que “gracias a este proyecto, podemos analizar con gran precisión las deformaciones del terreno en tiempo récord, cubriendo grandes áreas y sin necesidad de ningún conocimiento previo de la zona para monitorizar. Hemos desarrollado una metodología propia utilizando la información del satélite Copernicus”.

Por su parte, el responsable técnico de Edificación y Obra Civil en CTA, Carlos García, afirma que el proyecto Civilsar desarrollado por Sando “supondrá un importante salto cualitativo y cuantitativo en el mantenimiento predictivo y la prevención de riesgos en infraestructuras y obra civil”. En su opinión, “la posibilidad de utilizar de manera sistemática datos de satélite de gran precisión y amplia cobertura espacial permite abaratar enormemente los costes y aumentar la fiabilidad y frecuencia de las labores de auscultación de obra. Estas últimas han estado tradicionalmente soportadas por inspección de campo y trabajos topográficos o geodésicos, que, pese a realizarse in situ, no llegan al nivel de detalle, alcance y continuidad de seguimiento, casi diaria, que ofrece la nueva tecnología”.

En el proyecto, ha participado el grupo de investigación RNM-282 Microgeodesia Jaén de la Universidad de Jaén (UJA), referente internacional en su sector, con lo que se consigue la transferencia de conocimiento del ámbito científico-universitario a la actividad empresarial.

Aplicaciones de la nueva tecnología

 La nueva metodología desarrollada en el proyecto Civilsar permitirá a Sando determinar qué áreas, dentro de una obra o en la ejecución de un proyecto de Ingeniería Civil, deben ser objeto de una auscultación especial o en qué áreas se podrían dar ciertos problemas, tanto durante la ejecución de la obra como a posteriori. Esta tecnología incide en la mejora de la prevención de riesgos laborales al evitar la exposición directa de las personas y permite anticipar riesgos gracias al mantenimiento predictivo.

Además, con vistas a potenciales servicios de mantenimiento de infraestructuras y/o redes viarias, permitirá conocer las zonas o puntos en los que, por desplazamientos del terreno, existe un riesgo superior de deslizamientos, roturas, etc., permitiendo establecer la vigilancia necesaria.

Esta metodología también es aplicable para el estudio detallado de los asentamientos y deslizamientos que se producen asociados a dos sectores clave, como son el medioambiental (ligado a vertederos y otras infraestructuras) y el minero (ligado a la explotación de materiales que pueden tener una afección directa sobre el terreno y su entorno).

Sando ha respondido con una propuesta basada en este proyecto a una consulta preliminar al mercado lanzada por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para compra pública innovadora. El objetivo consiste en aplicar esta tecnología a la conservación de toda la red de carreteras del país para hacerlo de manera predictiva.

 Apuesta internacional por los satélites SAR

 El proyecto ha partido de las bases de la metodología InSAR (interferometría mediante señales radar de apertura sintética) que permiten la determinación de movimientos en el terreno del rango de milímetros a pocos centímetros de precisión y ha establecido los parámetros necesarios para el análisis diferencial (DInSAR) mediante datos satelitales recogidos en diferentes momentos, entre los cuales se haya producido algún cambio significativo en el terreno.

Con el proyecto, se ha implementado una metodología innovadora respecto a las metodologías tradicionales empleadas en auscultación. La auscultación engloba el conjunto de técnicas empleadas para el control geométrico de deformaciones, permitiendo una cobertura espacial elevada, así como la capacidad de realizar estudios tanto hacia atrás en el tiempo como una monitorización actual continuada. Todo esto es posible gracias a la posibilidad de emplear datos ya recogidos por los diferentes satélites, así como por la apuesta de la comunidad internacional por el empleo cada vez mayor de los satélites SAR, como demuestra la Agencia Espacial Europea (ESA) con los satélites Sentinel-1A/B, cuyos datos son proporcionados de forma gratuita.

Sobre Sando

Sando es una multinacional dedicada a la construcción de infraestructuras sostenibles y a la gestión de servicios. Altamente comprometida con el entorno y la innovación, realiza obras y gestiona servicios para sus clientes que preservan el medio ambiente y mejoran la calidad de vida de las personas. Siempre ha basado su estrategia en la diversificación, tanto geográfica como de negocio, y ha mantenido una importante apuesta por la innovación tecnológica.

Es miembro de CTA desde su fundación y ha desarrollado multitud de proyectos de I+D+i financiados por esta Fundación, ejecutados tanto directamente por el grupo constructor como por algunas de sus filiales, que le han convertido en un referente tecnológico en su sector y a ganar competitividad.

Sobre CTA

CTA es una fundación privada con más de 170 empresas miembro y casi 18 años de experiencia, impulsada en su origen por la Junta de Andalucía, con gestión privada y dedicada al fomento de la I+D+i regional y la transferencia de tecnología.

CTA es un clúster que ayuda a las empresas a planificar una estrategia de innovación, desde la identificación de sus necesidades de I+D+i a la formulación de los proyectos para resolverlas o la búsqueda de socios y la financiación necesaria para llevarlos a cabo. Además, ha desplegado una serie de servicios para ayudar a empresas, universidades, centros tecnológicos, Administración y otras entidades a transformar en riqueza y negocio los resultados conseguidos. También tiene una creciente actividad internacional, ha participado en más de 45 proyectos internacionales, tanto financiados por la UE como por organismos multilaterales, y ha colaborado con más de 300 entidades de 35 países.

La seguridad y salud de las personas que forman Sando constituye uno de los pilares principales de la compañía. La prevención de riesgos laborales es un objetivo prioritario en cada una de las especialidades que se desarrollan en Sando.

 

El Servicio de Prevención Mancomunado de Sando emprende anualmente iniciativas de concienciación, formación e investigación en prevención de riesgos laborales que van más allá del cumplimiento normativo. Esta semana, coincidiendo con el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, la compañía ha participado en dos proyectos de divulgación de la cultura preventiva.

 

En el primero de ellos, el director general del área de Construcción en Sando, Jaime Rodríguez Donnelly ha inaugurado la jornada técnica “Prevención de riesgos laborales en obras singulares: puentes y túneles”, organizada por la Consejería de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía.

 

Durante su presentación, Jaime Rodríguez ha destacado la experiencia de Sando en la prevención durante la ejecución de infraestructuras ferroviarias y construcción de carreteras. En la mesa inaugural también han participado la delegada Territorial de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo en Málaga, María del Carmen Sánchez Sierra; Jesús Portillo García-Pintos, director general de Minas de la Consejería de Industria, Energía y Minas; Juan Ignacio Lopez-Escobar Fernández, decano presidente del Colegio Oficial de Ingenieros de Minas del Sur, y Javier Torre Rodríguez, director técnico en OSSA.

Seguridad y Salud en túneles

 

La parte más técnica en esta jornada sobre el Día Mundial de la Seguridad y Salud la ha aportado el director del Servicio de Prevención Mancomunado de Sando, Federico Artola Küstner. Durante su ponencia ha explicado cómo se están aplicando las medidas de prevención de riesgos laborales en una de las principales infraestructuras ferroviarias que se ejecutan actualmente en el país, el tramo de Alta Velocidad Taboadela – Túnel de Rante en Galicia. En concreto, se ha centrado en la dificultad que encarna coordinar las labores de prevención con la ejecución de un viaducto de grandes dimensiones mediante la técnica constructiva de cimbra autolanzable.

La prevención en la CEA

 

Asimismo, Sando ha participado en el proyecto audiovisual #CEAsumandoenPRL que organiza la Confederación de Empresarios de Andalucía. En el vídeo principal se recopilan testimonios y ejemplos de empresas de referencia en Andalucía, como Sando. El propio director de Prevención, Federico Artola, presenta en el proyecto los objetivos de la compañía y alienta a otras empresas a comprometerse con la prevención de riesgos laborales.

 

 

Si cuando pasamos por delante de la obra de construcción de un edificio miramos con detalle, nos daremos cuenta de que cada vez se ven menos andamios. Y es que paulatinamente se han sustituido por Plataformas Móviles Elevadoras de Personas, o coloquialmente, PEMP.

La comodidad, versatilidad y reducción de costes ha hecho que se impongan las PEMP, aunque esto no quiere decir que sean más seguras. El consorcio formado por las empresas Sando, Dtek y la Universidad de Málaga ha culminado un proyecto de investigación, denominado SAFE-PEMP, con un prototipo que procura minimizar y reducir los riesgos laborales graves en trabajos con PEMPs.

El sistema ideado, que está en proceso de patente, se compone de sensores móviles, radiofrecuencia y ultrasonidos, y puede adaptarse a cualquier tipo de máquina elevadora de personas. Su funcionamiento principal se realiza mediante dos sistemas: sujeción y anticolisión.

 

El primero de ellos, se activa cuando el operario entra en la canasta de la plataforma y el sistema detecta si ha anclado el obligatorio arnés de seguridad. Transcurridos unos segundos sin haber realizado el anclaje del arnés, el sistema actúa mediante la señalización de una alarma acústica y luminosa, y avisa al propio operador de la plataforma. Si esta situación persiste unos segundos más, de forma totalmente automática, el dispositivo envía un correo electrónico a los teléfonos móviles de los controladores de actividad a pie del centro de trabajo.

Por otro lado, el sistema anticolisión funciona como los sensores de aparcamiento de los vehículos, y detecta la presencia de obstáculos que puedan quedar fuera del campo de visión cuando la cesta se desplaza. De esta forma, cuando se acerca demasiado, el prototipo acciona la señalización al propio operador de la plataforma mediante una alarma acústica y luminosa simultánea.

Invertir en investigación es fundamental hoy día y más si está relacionado con la salud laboral. Esperemos que este prototipo se estandarice y venga “de serie” en todas las plataformas elevadoras.

Con buen sabor. Ayer tuvo lugar con éxito de asistencia el III Encuentro Nacional de Seguridad y Salud en la Construcción  en el Rectorado de la Universidad de Málaga, organizado Fundación Sando, jornada en la que pudimos disfrutar de grandes ponentes que compartieron sus conocimientos en materia de prevención con los asistentes, haciendo cada vez más patente la cultura preventiva en el trabajo.

Sacamos muchas conclusiones del encuentro, pero sobre todo comprobamos la fuerte proyección de futuro que tiene la prevención. Observamos como, a pesar de la crisis y de los recortes en distintas áreas de negocio, las organizaciones están cada vez más preocupadas en mejorar los hábitos y las medidas de seguridad de su capital humano.

Como colofón final, se hizo entrega de la décima edición de los Premios Fundación Sando a la Seguridad y Salud Laboral, que Fundación Sando  otorga cada año a empresas colaboradoras y centros de trabajo propios y externos; galardones que reconocen y destacan el compromiso, esfuerzo e implicación en materia de prevención.

Podéis leer el resumen entero del acto con los datos más resaltados de cada ponente en el siguiente enlace:

http://www.fundacionsando.com/encuentroseguridad/noticias.html

En la prevención contamos todos, el compromiso también es de todos.